Encontrando a tu consumidor

A estas alturas ya deberías saber (y ojalá hayas hecho) un caso del ciclo de uso completo de tu producto, una especificación de producto de alto nivel y has cuantificado tu propuesta de valor o sea que determinaste cuánto valor le genera tu producto a tu consumidor.

Ahora, debes salir a buscar a 10 otros consumidores más. 

¿Por qué? Hasta hoy, has identificado a una persona específica y en base a ella has realizado todos los ejercicios mencionados previamente, y eso está perfecto. Sin embargo, es únicamente un punto de referencia, cuando tienes a diez otras personas interesadas en tu producto, estás más cerca de validar tu perfil de persona , tu caso de uso , hasta tu propuesta de valor. Así que este paso, es un paso muy importante del proceso ya que te acerca a la solución final. 

¿Cómo se define un mercado?

Un mercado es donde los productos son similares, los ciclos de venta son similares y existe la posibilidad de dar referencias boca en boca entre los usuarios de dicho mercado. 

Tus 10 próximos consumidores debes buscarlos en el segmento de mercado al que te diriges con tu producto/servicio. Debes buscar homogeneidad entre ellos. Estos 10 consumidores te confirmaran lo que has estado investigando en los pasos anteriores, cuando los encuentres, sabrás si hay un patrón visible o no entre ellos y tu Persona. En un mercado B2B (negocio a negocio o business 2 business), conseguir un grupo homogéneo de 10 consumidores que tengan interés en tu producto ciertamente genera mucha certeza sobre él, en un mercado B2C (negocio a consumidor o business 2 costumer) no es tan alta la certeza, pero si aumenta en relación con tener un solo punto de referencia. 

RECORDATORIO: PREGUNTA, NO DEFIENDAS

¿Qué quiere decir esto? Que no debes caer en el error de buscar a personas que confirmen lo que tu crees. Estás buscando a 10 personas que cumplan con el perfil de Persona que has creado para tu beachhead market y determinar que tanto de lo que tu crees que sabes de tu Persona es correcto, cuanto debe ser ajustado y cuánto no es correcto. 

Como dijimos antes, esta parte del proceso es sumamente importante ya que te ayudará a diseñar y construir un producto/servicio para tu consumidor. Tu trabajo más importante como emprendedor, es entender cuáles son las verdaderas necesidades y deseos de tu consumidor y que soluciones realmente le generan valor, y cuáles no. 

¿Cómo encuentro a mis consumidores?

Lo primero que debes hacer es revisar tu perfil de usuario final para definir quién es el consumidor a grandes rasgos. Dentro del perfil de usuario final hay un análisis demográfico y psicométrico que será útil para encontrar a tus consumidores. Aspectos como su edad, su cantidad de ingresos (información demográfico) y aspectos conductuales como sus lugares de ocio, recreación, etc., son claves para entender en donde debes buscar a tus siguientes 10 consumidores. 

Creando un anti-Persona

Entender no sólo quien forma parte de tu grupo objetivo, pero también quien NO forma parte de tu grupo objetivo, es importante. No siempre se trata de las cosas que harás, también se trata muchas veces de las cosas que no harás. 

Entonces lo que va a suceder es que saldrás a buscar a tus consumidores, les presentarás tu caso del ciclo de uso completo de tu producto y ellos validarán algunas partes de él, invalidarán otras partes y te ayudarán a refinar muchos otros aspectos. 

¿Qué pasa si me roban mi idea?

Muchas veces las personas piensan que toda la magia es la propiedad intelectual detrás del producto. Sin embargo, existe la contraparte a esa propiedad, y es la propiedad intelectual que desarrollas de tu consumidor, que es un activo muy valioso. Debes hablar de tu idea, pero no debes hablar del conocimiento que has generado hablando con consumidores.